Trabajar para el jefe: Camino seguro a la quiebra


TRABAJAR PARA EL JEFE: CAMINO SEGURO A LA QUIEBRA

Por: Anibal Basurto Amparano*



Pese a todo lo que se dice en los anuncios publicitarios y en lo que muchos dueños de negocios creen, el abandono al cliente sigue siendo el problema toral de la mayoría de las empresas.

Si bien es cierto que se ha avanzado mucho en la preocupación por atender al cliente que hace posible que existan los negocios, también lo es el hecho de que se ha logrado poco o nada en el verdadero enfoque y la real estructuración de las organizaciones hacia este personaje, motor de la vida misma de las empresas.

Para nuestros amigos empresarios que se preguntan sobre lo que deben hacer para diseñar y estructurar este tipo de negocios hacia el cliente, señalo algunos puntos de interés que les pueden servir en ese afán:

1.- Convertir a cada departamento en un equipo de trabajo
2.- Revisar que, por lo menos un 70% de las actividades que realiza cada departamento o persona, esté orientado a un cliente interno o externo.
3.- Como consecuencia lógica del punto anterior, menos del 30% de las actividades,  deben estar orientadas al jefe.
4.- Que cada integrante de la empresa esté plenamente convencido de que la verdadera misión de la empresa es servir al cliente que le da razón de ser.
5.- Evitar que las demandas de los jefes interrumpan el flujo de valor hacia el cliente.
6.- Convencer a todos los miembros del negocio de que existe un cliente interno además del cliente externo.
7.- Que cada equipo de trabajo determine cuáles son los servicios que debe ofrecer a sus clientes internos o externos, ya que estos son los que justifican la existencia de dichos equipos en la empresa.
8.- Buscar que cada dirigente, vaya transitando de un rol de demandante de servicios a un demandante de resultados.
9.- Determinar entre todos los integrantes de la unidad económica, cuál es la estructura funcional y cuál es la estructura operativa de la empresa.
10.- Lograr que cada equipo de trabajo se reúna al menos una vez a la semana, buscando que las reuniones se conviertan en poderosas herramientas de trabajo.

Estos son algunos de los aspectos básicos que debe implementar un dirigente que desee que su negocio tenga una verdadera orientación al cliente.

Curiosamente, este enfoque hacia quien nos compra, es uno de los aspectos más difíciles de lograr en nuestros días, por la simple y sencilla rezón de que el jefe o jefazo, no está dispuesto a que se le deje de rendir pleistecia para atender las demandas del cliente; lo anterior lo hemos comprobado en muchísimas ocasiones, en que hemos intentado estructurar empresas con una orientación real hacia quien adquiere nuestros productos o servicios. ESSS…….

Comentarios

Entradas populares de este blog

La organización enfocada al cliente

Finanzas útiles para directores de Negocio: ¿Qué es el modelo dupont?

EL COMBUSTIBLE DE LOS NEGOCIOS